Adentrarnos en una naturaleza espesa, ‘Opus 2’ el nuevo EP de Böjo

En su último EP ‘Opus 2’, el artista bogotano Böjo nos introduce en un territorio espeso en donde logra mezclar sus ideas de sonido andino, orgánico y sostenido. En especial, por la fuerte presencia de una percusión con voluntad de ritmo ritual, con un acercamiento a la electrónica para conseguir estabilidad. El viaje en el que nos sumerge durante sus cuatro canciones está lleno de momentos espesos, con texturas gruesas y muchos sonidos imponentes. Aunque en momentos se sienta un poco invariable, este último trabajo es una muestra de que Böjo tiene una idea clara del sonido que quiere crear.

***

‘Nada’, la primera canción del EP, habla de una reflexión sobre el amor, además de la entrega y la carencia que trae la falta de cambio. Todo lo anterior, llevado por un ritmo lento y una guitarra que constituyen una inminente danza: un movimiento cuidadoso de reflexión. Una primera prueba de las atmósferas profundas de este viaje sonoro. En ‘Avanzar’ la necesidad de cambio se manifiesta lírica y musicalmente, pues la canción trae momentos intensos en los que crece y nos sumerge totalmente en la atmósfera profunda de la montaña. Todo un pulso hipnótico que es compartido por todas las canciones de este trabajo.

La búsqueda de Böjo hacia un sonido extraído de una naturaleza espesa y mística es clara cuando él cita, al hablar sobre ‘Selva’, las palabras que su madre le respondió en una ocasión: Tengo una selva por dentro, todos la tenemos y lo que pasa es que hoy está lloviendo en la mía. A veces tenemos que llorar para crecer, como las plantas.

El artista bogotano traza una relación entre elementos naturales basándose en su fuerza, su constante cambio y su capacidad sanadora. De allí que en todo ‘Opus 2’ los sonidos sean pesados y escarpados, uniendo series de poderosos beats con líneas melódicas de vientos y cuerdas muy bien ejecutadas que crean un baile hipnótico. Toda una forma de ritual de paso que tiene pocos espacios de descanso. ‘Müshi’, tema final, es la tesis de esta idea, una canción que prescinde de letra para entregar todo a la danza, con una elección de sonidos más flexible aunque más entregada a la electrónica. Así se da el cierre a los 16 minutos del EP, en todo su clímax.

***

Si bien la fusión de ritmos andinos y latinoamericanos con elementos de la electrónica, no es algo novedoso dentro de este género en el continente. Böjo apunta a través del uso de una voz baja, oscura y procesada, junto con sus letras, a la construcción de pasajes sonoros más profundos y místicos. Que si bien terminan acercándose a propuestas como la de Dengue Dengue Dengue o a la construcción de texturas sonoras como las de la MiniTK del miedo (aunque con claras distancias conceptuales en este caso). Existe y sobretodo, un boceto claro de un sonido propio que indudablemente crecerá dentro de las sonoridades electrónicas y andinas. Y aunque en algunos momentos este trabajo vocal puede parecer reservado y poco expresivo, encaja dentro de la propuesta que trae ‘Opus 2’ en su conjunto.

Los invitamos a estar pendientes de Böjo. Pues con total seguridad irá lanzando mucha más música que combine estas vertientes clásicas, electrónicas, andinas y de todo tipo, las cuales nos sorprenden y enriquecen la escena musical.

MAAS en colaboración con Sebastian Castañeda Guerrero | @s_b_s__n

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

MAAS para descubrir...