Los testigos del horror en ‘Cortezas’ de Marta Rivera

Para Marta Rivera cada una de sus canciones es un postal. Historias capturadas en el tiempo, que, nos hablan del tránsito que hacemos cada uno, ya sea atravesando ‘Fronteras’ o viviendo entre ‘Gatos’. Para de esa forma, construir un sonido que tiene sus tintes de melancolía, bajo la consigna del indie pop. Hay una idea que me gusta para describirlos y en la que quiero insistir, su espíritu nómada. Son viajeros apasionados por la reflexión pero también por el contacto mismo con la vida, siendo estos dos elementos una presencia inevitable en su último lanzamiento. ‘Cortezas’ es el tercer corte que nos presenta esta joven banda bogotana. Una canción que se suma a lo que será su álbum debut, ‘Pasatiempos’.

***

Los árboles son claves para entender ‘Cortezas’. En el libro de Georges Didi Huberman, que lleva el mismo nombre, ellos son espectadores del horror de los campos de concentración. Una metáfora que sirve para hacer evidentes las heridas de la historia humana y cuyas imágenes son recurrentes en este nuevo corte, en medio de una tierra donde todo se olvidó. Una canción que tiene su apertura de una forma sosegada, como un vaivén de reconocimiento, que, busca hacer memoria en medio de un instrumentación que cada vez adquiere más furia. Para de esa forma, dar cierre bajo el recorrido de los fantasmas y una historia que embellece los recuerdos del terror.

(Te podría interesar El espíritu nómada de Marta Rivera en ‘Fronteras’)

De esa forma, Marta Rivera nos presenta una canción llena de sentimientos. Los cuales habitan el pasado para volver sobre él y abrir la puerta a la reflexión del paso del tiempo. Una manera de ver cómo entendemos nuestra historia humana, marcada por la violencia y el miedo. Y, que esta banda bogotana pone en evidencia junto al olvido de estas realidades, las cuales desde la distancia temporal tristemente pareciéramos entender como una ficción más.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

MAAS para descubrir...