Los versos conmovedores y rebosangrentados de ‘Templo Komodo’ por Briela Ojeda

En la escena de la cantautoría colombiana, Briela Ojeda ya comenzó a hacerse un nombre. A mediados de 2019 lanzó su primer EP: ‘Sodot a Rama’. El cual nos marcó su voz potente, sus letras astutas y su habilidad de la guitarra acústica de nylon. Además, a través del cual hizo sonar nuevos ritmos latinos, ligeramente airosos a bossa nova.

A lo largo de la pandemia de este año, Briela también nos ha dejado unos cuantos regalos, como lo fueron su colaboración en ‘El Instante’. Un tema de pop rock eléctrico por Andrés Guerrero, y que se convirtió en una adición curiosa en el repertorio de géneros abarcados por ella. También estuvo su regreso al folclore en la sesión acústica de su trova ‘Doña Justicia’. Ahora, nos encontramos con la oportunidad de escuchar su último material del año: el conmovedor y rebosangrentado ‘Templo Komodo’.

‘Templo Komodo’ es una canción sutil e impactante a la vez. Por una parte, continúa el formato tradicional de Briela, es decir, una canción a guitarra y voz. Pero esta vez cuenta con la pequeña variante de una guitarra eléctrica de sonido amplio y limpio, cuya textura crea una atmósfera renovadora. Lo cual recuerda a la sesión de ‘Almanezco y Soybredosis’, que tuvo un sonido similar.

Detrás de la producción del último sencillo de Briela está Santiago Navas, cuyo reciente trabajo, a pesar de enfocarse en la electrónica, conserva esa afinidad por los ritmos latinoamericanos. Además, de ser quien ha participado en la parte técnica de las últimas producciones del sello In-Correcto.

La letra de la canción es, quizás, una de sus mayores intrigas. Briela ha expresado que, en este nuevo proyecto que se avecina, planea expresar su relación con sí misma como ejercicio espiritual. También cuenta que, durante una videollamada con una amiga, hizo un tiraje de tres cartas de tarot: un Diez de espadas, una Reina de varas y la número veinte: El juicio. A partir de esta lectura, a manera de señales o pequeños mapas, Briela se guió para construir y narrar su templo: su espacio sagrado de paz y catarsis. De manera que el tarot fue una herramienta en la composición del sencillo. A pesar de que la letra sea relativamente críptica, y que a veces nos desconcierte con sus ingeniosos juegos de palabras como: brotan las plantas de los pies a cabeza. Se vislumbra, al fondo como si se estuviera debajo del agua, el grado de sensibilidad e intimidad que Briela ha puesto en la canción.

Los invitamos a escuchar lo más reciente de Briela Ojeda, la primera muestras de su álbum homónimo: ‘Templo Komodo’.

MAAS en colaboración con José Vitola | @josevitola_

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

MAAS para descubrir...