‘No Azara’ de La Muchacha entre verdades crudas e incómodas

¿Qué sería de nuestro mundo sin el arte que incómoda? ¿Qué sería de nosotros si el arte solo fuera visto como vil entretenimiento y no tuviera esa intención de reflexionar, de poner en duda lo que nos rodea, de ser la voz de los que nunca han tenido una? Allí, en ese espacio de libertad creativa está La Muchacha. Su música cuenta historias en medio de nuestra modernidad, que se desnudan completamente para hacer ver con crudeza un realidad que se quiere ocultar. En ese punto, se revelan verdades, las cuales resultan incómodas para todos aquellos que en medio de su comfort son poco empáticos con las diferencias. Y que inclusive y aún más peligroso, siguen discursos sin detenerse a debatir sus ideas.

Fotografía tomada del medio @cerosetenta y realizada por @miilokorrea

En las calles han resonado las canciones de La Muchacha. Himnos en medio de la lucha. Su más reciente canción ‘No Azara’ nace con el motivo de mantener viva esa crudeza. Un corte que lleva a sus espaldas la tristeza que corre por estos días, a través de una guitarra melancólica y una voz que hace memoria del ímpetu de cada uno de los protestantes. Sin miedo es el lema de las letras, en defensa de la vida. Porque en esta tierra que es tan mía no tengo porque chuparme las balas. Una puesta en evidencia de la violencia institucional que ha marcado el actual Paro Nacional, y ha dejado al menos 43 muertos y 3405 casos de violencia policial a día de hoy.

Cifras a día de 29 de mayo de la ONG Temblores

Fuera de pensar con qué más nos puede sorprender La Muchacha, queremos hacer un llamado de la mano de su música a mantener vivo el arte incómodo. Allí, donde las verdades son crudas y las voces se alzan. En ese espacios es realmente posible crear comunidad y unidad. Sin mentiras y reflexionando de lo que pasa día a día en nuestro país. Basta ya de ocultar los muertos bajo la alfombra y queriendo regresar a una «normalidad», que, siempre estuvo atravesada por la violencia y los oídos sordos de los gobiernos. Es hora seguir extendiendo el grito de respeto por la vida.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

MAAS para descubrir...