Alcolirykoz – Aranjuez

Más de 15 años de trayectoria reúnen los ninjaz de Aranjuez. En medio de las calles de este barrio de Medellín surgieron Gambeta, Kaztro y Fazeta, no solo como agrupación, sino como seres humanos, aprendiendo a convivir con las distintas realidades y añorando siempre un homenaje a sus orígenes. Así nació lo más reciente de Alcolirykoz, ‘Aranjuez’. Un trabajo que era una deuda que cada uno de los integrantes tenía consigo mismo, el cual en un principio fue aplazado, pues estaba planeado para ver la luz en 2020. Ahora, en medio de este segundo año pandémico y lleno de tanto caos social, por fin tenemos entre nosotros un trabajo que ya contaba con seis temas al aire.

***

A la cima solo vuelve quién recuerda el camino. Estas líneas pertenecen a ‘Aguanilé’, el primer corte de este trabajo. De entrada conocemos a dónde se dirigen los AZ, al barrio que los vio crecer. Este tema se despliega como una limpieza espiritual de su casa, la cual está articulada gracias a un sampleo de un canto folclórico. Para así hacer una apertura a la memoria de sus raíces. Territorio bautizao’ por colonos, habitao’ por campesinos (…) Si me voy, nada cambia, lo combato desde adentro. Aranjuez’, el tema homónimo, es un reconocimiento del pasado, pero entrelazado con el presente. En otras palabras, estamos frente a un barrio para conocer su historia, tratando una realidad cruda que se desplaza hasta nuestros días. Pero, que no se abandona a su suerte gracias a una búsqueda por hacer de este un lugar digno, un lugar mejor.

(Te podría interesar Ahora E’ Cuando E’ – Melah)

Aquí combaten los ladrones no la pobreza. ‘Baldor’ continúa con una radiografía al barrio. Pero esta vez transitando sus problemáticas, hablando de la extrañeza que significa ganar tanto en tan poco tiempo, frente a la pobreza de los otros, aquellos que no viven para contarla. Pues las circunstancias están en contra y poco está a favor. Por su parte, ‘Pambelé’ y ‘Piñata en el 301’ nos sumergen en la idiosincracia de crecer en las calles de Aranjuez, haciendo del barrio un pulso que dirige los ritmos de la vida. Pues Medallo es loma, lo más parecido a un skate park, el truco está en aprender a caer, ¡papá!

Distanciándonos un poco del barrio y entrometiéndonos en el oficio del rapeo, nos encontramos con ‘No está en venta’. Hijos de Yatra su mayor talento es mal gastar la fortuna de papá. Yo en mi tierra sí soy profeta. Este tema es un repaso a su trayectoria y las malas mañas de la industria. Aquí los AZ se paran duro con su trabajo, honesto, crudo y reflexivo, el cual resuena en la gente. Una posición que les permite lanzar críticas a los números de otros, como una respuesta a la falta de empatía y a la música como producto. En medio de esa humildad, también nos encontramos ‘Todo lo bueno tarda’, el cierre del álbum. Un tema que explora el quehacer musical, para dejarnos con un estribillo final, que, nos recuerda porque vale la pena esperar por un trabajo de los Alcolirykoz.

Fotografía por @eldelasfotos

Las colaboraciones también son una parte fundamental en ‘Aranjuez’. Desde los nacionales como N. Hardem, L’Xuasma y Junior Zamora, o los provenientes de otras latitudes como ToteKing, Titó y Estee Nack. Cada uno aporta en este conjunto de canciones barriales, que a su vez permiten la exploración de otros elementos. En ‘El Tour de Sing Sing’, por ejemplo, hay una comparación con el ciclismo para dar vida a una familiaridad, donde ToteKing nos dice, me dieron Club Colombia y aprendí a hablar su lengua.

Por otra parte, ‘Síntomas de Popeye’ crea imágenes al mejor estilo de una película de gangster’s, para evocarlas en las calles paisas y esa crisis que provoca la violencia por narcotráfico. Mientras, ‘La Caza de Nariño’ se alza como un irónica crítica a un gobierno falto de empatía y con una violencia sistemática frente a su pueblo, la cual es histórica. No es un insulto que nos digan campesinos o indios, arribistas nietos de Nariño que se creen gringos.

(Te podría interesar Aerophon nos presenta el vídeo de ‘El mismo de siempre’)

Bajo esta sintonía colaborativa también nos encontramos con ‘Reflujo’. Este tema, combina los buñuelos y el guarapo con un desborde de letras por parte Estee Nack, a través de su estilo dominicano. Así aterrizamos en uno de los puntos más altos de todo el álbum, ‘Discos Fuentes’. Aprendimos en la práctica arrastrando trastos, pegando cables, atendiendo goteras y gastos, cobrando menos de lo justo. Un corte que nos devuelve a los orígenes del oficio, a esos primeros días a través de N. Hardem, Gambeta y Kaztro. Para así, construir una correspondencia con los míticos artistas de una discográfica pionera en Colombia que son parte de la identidad nacional. Yo soy de la raza como La Billos, quieres todo lo del negro, menos estar en sus zapatos.

***

De esa forma los AZ nos presentan un trabajo que sigue extendiendo su estilo, ese que los puso en la cima, dando vida a un transitar por el barrio y el oficio, como dos aspectos fundamentales en la trayectoria de esta agrupación paisa. Una deuda cumplida a través de cada uno de los temas que componen este larga duración, para dejarnos con un memorable trabajo que se suma a su discografía y que nos pone en los zapatos de una historia que han escrito a pulso y sudor los Alcolirykoz desde hace más de una década.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

MAAS para descubrir...