El Nido Records: el colectivo que pone el rap de Santander en el radar

“Cada uno de nosotros representa a El Nido. La fuerza que tenemos juntos nunca la vamos a tener solos.”

Ya pasaron dos años del primer toque “real” de El Nido. Fue un miércoles de agosto del año 2018 en el Municipal – Música Viva, un espacio de carácter privado que ha aportado de manera activa y constante a la cultura musical de Bucaramanga y Santander, y tanto Sike Damodar, Alman Lenid y Repz Bar$ (integrantes de El Nido Records) -quienes se conocieron en parches de raperos con toques improvisados en casas que la policía terminaba de manera abrupta- recuerdan aquella noche con ilusión. 

“Cuando comenzamos a trabajar en El Nido nos encontrábamos para ensayar, fue rapeando que nos dimos cuenta de lo que podíamos hacer en vivo, comenzamos a preocuparnos porque el show fuera una representación de lo que queríamos grabar, queríamos que la gente se llevara una impresión de El Nido increíble. La pregunta siempre fue ‘¿cómo podemos hacerlo mejor?’»

La respuesta a esa pregunta está en las imágenes que conservan en sus memorias de aquella noche de agosto, una puesta en escena con propiedad: “Teníamos únicamente 3 o 4 canciones como El Nido, pero la gente valoró mucho lo realizado, eso nos dio pie para seguir metiéndola duro” recuerda Sike Damodar. Alman Lenid por su lado resalta que aquel fue un show para el que se prepararon muchísimo “sabíamos que era la oportunidad para decirle a la gente que lo de rapear y hacer temas era cierto…

El Nido en La Municipal – Agosto 29 de 2018 – Foto: Vanessa Ariza / Cortesía El Nido. 

Pero no fue esa noche la inauguración de Sike, Alman y Repz en la música; Sike rapeaba desde los 13 y tanto Alman como Repz estuvieron en diversos parches musicales, en la calle y en la academia, improvisando conciertos en casas y en aulas, sin embargo el show en Municipal fue una sorpresa: “lo que pasó esa noche fue increíble, dijimos: parece que sí somos buenos” recuerda Alman.

El en vivo fue desde el comienzo una de las estrategias de El Nido para crecer y consolidarse como proyecto. Pero además de hacer música y publicarla a través de su propio sello, una de las líneas de trabajo fue el quehacer colectivo, hacer shows y apoyar los shows de otros raperos de la región, Repz cuenta que entonces la decisión fue organizarse: “Tenemos que empezar a hacer toques donde podamos cobrar la entrada, tenemos que apoyar a la consolidación de una cultura y cobrar por lo que hacemos porque cuesta.”

“Noy hay que temer al trabajo en colectivo, todo el mundo tiene su momento para brillar, solo hay que camellar.” Sike Damodar

Foto cortesía: @lauralimon815

Desde ese momento El Nido comenzó a trabajar en otras direcciones, a construir espacios para el rap y a construir públicos, no solo en Floridablanca, municipio que habitan y tienen como sede y base de creación, sino a nivel regional. Y los objetivos fueron cada vez más grandes: poner el rap de Bucaramanga y Santander en el mapa de la cultura hip hop de Colombia y Latinoamérica era el siguiente paso, que no los siguieran considerando raperos de Medellín o de Bogotá. 

Si bien el rap en Santander no es nuevo y tal como recuerda Sike “durante muchos años previos se hicieron eventos”, nunca antes ni Floridablanca ni Bucaramanga fueron estación para raperos de otros lugares se mostraran: “Es increíble que hoy un grupo de rap tenga un evento un viernes en uno de los mejores lugares de la ciudad, eso no pasaba hace 4 o 5 años, y que además se cobre la entrada y la gente pague sin decir nada aunque solo vayan a ver a dos grupos, eso no existía acá, y nosotros tenemos la fortuna de vivirlo y esperamos seguir viviéndolo.”

El Nido autogestiona sus propios shows y se preocupa por la calidad técnica y artística de los mismos, por satisfacer a un público que cada vez es más grande. Han llevado a Bucaramanga a numerosos raperos de otras ciudades y han ido consolidando poco a poco una escena rapera en la ciudad, su primer show “real” fue un miércoles, el siguiente fue un jueves, y para el lanzamiento del álbum debut de Sike Damodar, Trascender (2019) con Barrasdereptil (Repz Bar$) y El Nido en la producción, fue un viernes.  

Foto Cristian Piedrahita / Cortesía de El Nido.

“Ahora nuestra responsabilidad ya no es solamente sonar bien y tener un buen show, nosotros hemos afectado positivamente la escena del rap en la región y con el paso del tiempo queremos que la gente se dé cuenta que somos de aquí, nuestro objetivo es generar escena aquí, representar la ciudad, eso es lo que más nos interesa” cuenta Alman mientras Sike destaca el trabajo de Repz, quien se ha posicionado como beatmaker: “Repz es una de las cosas más representativas la ciudad en la actualidad, la ciudad tiene un beatmaker que la representa nacionalmente, que está en el catálogo de los raperos nacionales e internacionales, creo que partiendo de ahí es como El Nido representa su lugar de origen en otros escenarios.”

Ni de Medellín ni de Bogotá, tampoco de Armenia o Leticia, El Nido suena desde Bucaramanga y para dejarlo claro este proyecto se esforzó en buscar sellos: “Empezamos a usar más palabras de acá en los temas, empezamos a usar referencias propias, nos empeñamos en hacerlo todo más santandereano. En nuestros shows es muy evidente que somos de Bucaramanga.”

“Nuestra principal motivación es pillar cómo lo hacen los grandes del género, y en el rap siempre hay códigos de cómo hacer las cosas.” Repz Bar$

Foto cortesía: @lauralimon815

De querer sonar como los raps que escuchaban siempre intentando hacerlo como “los maestros”, a buscar herramientas en su propio contexto que les sirvieran para proyectarse; “desde el lenguaje nos propusimos ser locales, pero construyendo música universal”, esa ha sido la clave de Repz, que desde El Nido ha ido expandiendo su carrera como beatmaker, y hoy no solo produce para Sike y Alman sino para otros raperos del país, también de afuera. 

También Sike y Alman han ido construyendo su discografía paralelo al trabajo permanente con El Nido, colaborando con más artistas, escribiendo y publicando temas que les permitan crecer individualmente, pero en el horizonte -lo tienen claro- siguen proyectándose en colectivo. Así como la esencia de El Nido, donde se proponen crear cosas que los muevan y los representen, cada uno busca conectar individualmente con los otros a partir del arte: Alman busca escribir lo que siente, busca pureza en sus letras; Repz busca reflejar lo que lleva dentro y conectar con quienes escuchen su música, generar identificación; y Sike busca representar a su niño interior, rapear es cumplir su sueño de niño, y hacerlo representando el barrio y su lugar de origen es hacerlo en grande.

“Lo que siempre buscamos es no detenernos: crear, estudiar, mejorar. Ejercicio, creación artística y amor.” Alman Lenid

Foto cortesía: @lauralimon815

El Nido ha hecho que Bucaramanga y Santander suenen distinto a la cumbia, el vallenato, el regueton y el chispum que ha caracterizado el consumo de música local, y si bien en la memoria de los raperos de siempre hay numerosos parches y escenas que se esfumaron entre batallas de breakdance y conciertos improvisados, el presente para el rap de Santander es prometedor y se construye en colectivo.

*** MAAS es posible gracias a los aportes por la compra de merch. Así apoyas nuestra comunidad de gestores, redactores y artistas. Visita maaslaplataforma.co/apoyanos para más información *** – MAAS, Música Alternativa Autogestionada y Sostenible

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

MAAS para descubrir...