Encarta 98 – Lo Que Extrañas Ya No Existe

Hace cerca de unos 30 años, la música vivió el surgimiento de géneros como el shoegaze o el dream pop. Y aunque a veces pareciera que ha pasado mucho tiempo desde aquel entonces, los ecos e influencias siguen vivas en nuestros días. A nivel nacional, la mejor apuesta que tenemos con respecto a estos sonidos es Encarta 98. Una banda que explora la desazón contemporánea como una llama viva de nuestra generación, a través de atmósferas gigantes, llenas de reverb junto a dulces guitarras hipnóticas. Esta agrupación lleva rondando las calles bogotanos desde 2018 gracias a un pequeño EP llamado ‘E://98’.

Sin embargo, con la llegada de Ivanna Palacio en la voz y guitarras, la banda ha definido de una manera más clara su estilo. Para así presentarnos su álbum debut: ‘Lo que Extrañas Ya No Existe’. El tramo final de un proceso que inició en 2019, pero que se ha extendido hasta 2021, por lo motivos que ya todos conocemos. A pesar de ello y con la mirada puesta en un retorno en medio de la reactivación, este trabajo surge como una apuesta que se nutre de los géneros con los que empezamos hablando. Para, así, revelarnos una perspectiva muy íntima de la vida. Allí donde los malestares surgen, se posa la mirada de esta agrupación, creando toda una exploración de emociones a través de sus 10 canciones.

***

Las luces se van, me pierdo, ya nada es igual, lo siento. Las noches se van, despiertos, ya solo nos queda el silencio. Este pasaje pertenece al tercer corte del álbum, ‘El Silencio’. Allí estamos de frente a una canción profunda. Como si en medio de la soledad observáramos por un momento una ventana y en el fondo nos acompañara la voz de Ivanna. La oscuridad golpea, pero de dos formas diferentes, tanto la de la noche como la metafísica.

Aquí reside uno de los ejes principales de todo el álbum, el malestar individual, una depresión muy honda que se manifiesta canción tras canción. En el caso de ‘Temores (Retogresiones)’ se nos dice, que: lo intento pero a veces no sé, si es que hago bien o si tal vez, el tiempo que ha pasado no me ha cambiado. Como si se tratará no solo de un malestar, sino también de una lucha interna. De una disputa en la que se está consigo mismo y aquellos demonios internos.

(Te podría interesa Profusa ansiedad de ‘En la Cara’ de Yo No la Tengo)

También hay otro aspecto que es esencial, el enamoramiento y la ausencia. En ‘Ciudad de los Mil’, el sexto corte, por ejemplo, se nos dice, ya no estas aquí y nada ha sido igual. Como también ocurre en, ‘Retomar’, siempre te busco y siempre te vas. Estos elementos surgen bajo las densas paredes de ruido, en una combinación de sonidos cargados de mucha reverberación. ‘La Nada’ también sigue este rumbo, quizás siendo el punto más pesado de todo el álbum en este aspecto. Sin embargo, hay canciones como ‘Diciembre’, ‘Ámbar’ junto a Mr. Bleat o ‘Flores y Balcones’ que dan un respiro, que ponen más en presencia la voz o bien, transitan más allá de la tristeza, no solo en las letras, sino también en la instrumentación.

Finalmente nos encontramos con los dos últimos cortes ‘Inextinguible’ y ‘Otras Maneras de Medir el Tiempo’. La primera nos devuelve al noise que es característico, bajo una metáfora donde el fuego es a su vez un infierno interno pero también el ímpetu para seguir, cayendo en la canción final a través de una atmósfera de ruido. Por su parte, esta segunda es oscura, con una guitarra acústica que es un golpe de melancolía, mientras se pregunta por el tiempo y los recuerdos, en medio de la desazón. Un cierre que nos deja expectantes por saber qué más vendrá en el futuro de esta agrupación y la despedida de Ramona, la peluda compañía de este viaje.

***

De esa forma, Encarta 98 nos deja con un trabajo lleno de densidad y una tristeza muy íntima. Pero que va más allá del shoegaze o el dream pop. Aquí hay una exploración, gracias al punto de quiebre que significó Ivanna en el proceso, de un sonido que quiere entrometerse por otros caminos. Que se logra a través de dinámicas en donde las diferentes capas de sonidos y la experimentación no son los únicos elementos. El tiempo nos irá mostrando los nuevos caminos de esta banda capitalina, pero por lo pronto, luego de tanto tiempo tenemos por fin este impresionante trabajo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

MAAS para descubrir...