#MAASenFHR – Segundo día de Hermoso Ruido 2020

Continuando con la crónica del anterior día, este segundo siguió un curso diferente y quizás un tanto accidentado. Pero al final se convirtió en todo un encuentro y en lo personal, una reunión única para la última generación del hip hop bogotano. Diferentes sonidos, diferentes apuestas cobraron vida en aquella bodega de Chapinero que se volvió por unas horas en todo el eje de la transmisión de Hermoso Ruido 2020.

***
Paula Pera y el fin de los tiempos

Foto por: @estefaniatrivinoo.

Con este proyecto tengo una afinidad especial. De todas las propuestas en Hermoso Ruido es el más reciente y por lo mismo, el más emergente. Sus canciones aún no han visto la luz en plataformas, pues aún están grabando su EP debut. Sin embargo, en Youtube pueden encontrar una serie de sesiones acústicas que introducen a este encantador sonido. Desde que Paula Pedraza decidió publicarlas he estado al tanto del proyecto y en su formato full banda nos regalaron un show tan introspectivo que bajo el pulso de ‘Penas’, desde lo personal, removieron lo más profundo del alma.

Chamo

Foto por: @estefaniatrivinoo.

Hay una cosa sobre la presentación de Chamo (solista) que aún resuena y es la idea de cómo hemos vuelto la nostalgia algo cliché. Aquella idea, le da nombre a su EP debut y por ello, las letras se sienten muy sinceras a lo largo del show. También fue muy llamativa la tranquilidad que transmite la cabeza de este proyecto, no solo a través de su presentación, sino también como persona. Esta aura define en gran medida lo que fue Chamo en el festival, música para sentarse y escuchar parchado.

Duplat

Foto por: @estefaniatrivinoo.

Ya había arrancado Duplat (solista) y todos en backstage estábamos atrapados en su interpretación de piano para dar inicio al show. De repente toda luz en la cuadra se fue y durante casi 40 minutos todo fue incertidumbre. Sin embargo, luego todo retomó su rumbo normal y de nuevo toda la banda se montó en el escenario. La capacidad interpretativa de Duplat solo deja ver el gran músico que es, detrás de ese piano y con su pelo churco recuerda a Charly García o a Fito Páez. Pero me atrevo a decir que su parecido no es solo visual, sino también en calidad musical. Con los años puede darnos mucho de qué hablar esta solista, además posee unos visuales muy cuidados.

Pavlo

Foto por: @estefaniatrivinoo.

El pop de Pavlo llegó para quedarse en Hermoso Ruido. Su música nos transporta por canciones que llevan la marca del amor y la melancolía. Nos presentó su segundo EP: ‘Prisionero’, el cual cobró vida a través del formato full banda. Además cabe resaltar las texturas electrónicas tras los sintetizadores, los cuales le dan mucha vida. Adicionalmente, vivimos la interpretación de ‘Perdón’ junto a la querida siempre perdida, pero con la deuda de Amantina.

El Kalvo

Foto por: @estefaniatrivinoo.

El Kalvo es todo un personaje, en backstage ya tenía lista su ruana. Con una homilía dio apertura a sus historias. Porque allí es donde reside la clave de su rap, él es un narrador que bajo el acto de contar nos envuelve de a pocos. Junto a beats tan potentes que terminan por redondear su sonido. Critíco y sin miedo, en su narrativa nada queda escondido, ataca a lo injusto y habla de la violencia sin pelos en la lengua. Crudo pero con una sonrisa siempre en la cara porque a lo lejos se ve que es un tipo que ama mucho lo que hace.

Hi-Kymon

Foto por: @estefaniatrivinoo.

Sobre el cierre nunca nos avisaron que habrían invitados para este show, pues Hi-Kymon se trajó a la nómina como si se tratara de la misma selección. De un momento a otro estaban detrás El Kalvo, Spektra de la rima, Nira C, Pezcatore y Karin B del Rap Bang Club, Mismo Perro, ha$lopablito, Franky Fresco, Penyair, además de la full banda. Aquella bodega de Chapinero por una hora se convirtió en una reunión de los emcee’s más tesos de Bogotá. Toda una fiesta se vivió antes, durante y después del cierre de Hi-Kymon.

***

Antes de dar cierre a esta crónica quisiera hacer una especial mención a todo el equipo de producción de Árbol Naranja. Pues no se imaginan el montaje detrás de toda la transmisión, la atención que prestan a los detalles, el montaje de luces, el manejo de cámaras, el cuidado tras el sonido. Además ver a un tipo tan estoico como es Juan Manuel Rassa, atento de todo, sin quitar la atención a lo mínimo y solo verlo tomar un respiro cuando todo ha terminado, da cuenta de un trabajo de inmensa calidad.

Mil gracias a Estefanía Triviño por la compañía y el apoyo en la fotografía. Esperamos vernos en una próxima edición del querido Hermoso Ruido. Que sean más los sonidos que den vida a la música colombiana emergente.

*** MAAS es posible gracias a los aportes por la compra de merch. Así apoyas nuestra comunidad de gestores, redactores y artistas. Visita maaslaplataforma.co/apoyanos para más información ***

– MAAS, Música Alternativa Autogestionada y Sostenible

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

MAAS para descubrir...