Neoma – De Cuenca a Denver, del synth-pop al hyper-pop

Para Karla Huirococha es muy difícil que los demás pronuncien bien su nombre. Así, se encontró a ella misma con Neoma, un nombre que va más allá de un simple pseudónimo. Su significado es luna nueva, una idea que conecta rápidamente con un alma que esta impulsada por la novedad y el cambio. Una que renace una y otra vez para vivir en medio de estos tiempos, y lograr reencontrarse consigo misma a través de la música. Un arte que le ha acompañado a lo largo de su vida.

En Cuenca, una ciudad al sur de Ecuador fue donde Neo empezó a crecer. Rodeada de una familia que escuchaba desde la salsa hasta el synth-pop y new wave ochentero de Depeche Mode. Pero, también rodeada de un mundo que ya le presentaba el reggeaton y el pop anglo. Artistas como Kate Bush o Lady Gaga iban marcando poco a poco su vida con mucho fervor. En especial, siempre llevando la música hecha por mujeres consigo misma. Porque reconoce que en esta industria musical en todo lugar las oportunidades para las mujeres son pocas.

Antes de la Neoma artista estuvo la Karla promotora de eventos, allí, en su país natal. Apenas con dieciséis ya andaba metida en la movida de los shows en vivo de artistas ecuatorianos como Paola Navarrete o Da Pawn. Y en medio del quehacer de la venta de boletas, vio a sus artistas favoritos, ganó algo, los disfrutó, y poco a poco fue encontrando la primera parada de lo que sería ella como artista, rodeándose de personas de todo un ecosistema musical local.

Y, ¿Denver? La experiencia de encontrarse en tierra ajena, de ser migrante y despedirse de la familia para nadie es fácil. Pero en esa búsqueda por hallar su propio rumbo, apareció Colorado/Estados Unidos. En la distancia fue descubriendo su propia voz, curiosamente sin abandonar la raíz ecuatoriana, y marcada por ese cruce de idiomas que rápidamente resonaron en ella como una amalgama de elementos que pueden cohabitar juntos. A la par, su mundo creativo fue abriéndose en medio de toda una vanguardia musical en el mundo anglo.

(Te podría interesar: Rosario Alfonso: raíz latinoamericana y corazones rotos de una voz chilena)

Portada del primer álbum de Neoma: ‘Real’

‘Real’ (2019) fue su primer álbum. Un trabajo en donde se sienten las múltiples influencias que ha recibido a través de su vida: las de su familia, las de sus amigos en Ecuador, las de la música femenina y LGBT, y las de Denver, su segunda casa. Pero al contrario de ser un choque de elementos, cada detalle es orgánico. Desde los sonidos andinos, el synth-pop, hasta el indie se abrazan en un collage que representa muy bien lo que era Neo en aquel entonces. Pues, en esa primera etapa como artista era una persona más reservada con su vida frente al público.

Así llegó la pandemia, un momento en el que las amistades pasaron a ser digitales, y a su vez, una etapa que sería el inicio de ‘Hyperreal’ (2022), su segundo álbum. Un trabajo en el que se siente más decididamente la influencia del hyper pop, proveniente de artistas como Charlie XCX o Arca. Pero que Neo hace florecer a su estilo, reconociéndose así misma en el fondo de cada una de sus letras.

El sonido de ‘Hyperreal’ fue surgiendo en un mundo en caos. No solo hablando sobre el de allá afuera, sino también del caos de las composiciones que fue trabajarlo en el estudio entre samples y manos amigas. Que en últimas, la llevaron a dejar sus reservas personales y construir un universo sonoro donde se explora así misma y no teme hablar de su pareja, su vida o su familia. Además, no podemos dejar de lado que esta etapa, un tanto más introspectiva, llega luego de varias colaboraciones en donde destacan otros artistas ecuatorianos como Lolabum, Amantina o Alkaloides.

Pronto aterrizará en Colombia, dos fechas que la llevarán por Bogotá y Medellín. Y a pesar de tener un mal recuerdo de nuestro país, pues en su única visita le robaron el celular el día antes de regresar a casa, Neoma se siente emocionada de venir a nuestro país. Aquí son más los amigos que las malas experiencias. En la capital tocará junto a Duplat en Bogotá y en Medellín junto a Pavlo. Además, muchos nombres de nuestra escena resuenan en sus playlist. Le habría gustado compartir escenario con EV o Paula Pera, en especial por ese espíritu feminista que es parte de ella misma.

Espera algún día que la industria musical sea más equitativa en cuanto a cuestiones de género. Para nadie es un secreto que tras bambalinas, los hombres siempre han estado encabezando este universo cultural, y las mujeres han sido desplazadas a un lado, más en cuanto a temas de producción de eventos se trata. Pero, lo emocionante es que ella es parte y motiva ese cambio dentro de este ecosistema a partir de todo lo que es Neoma.

***
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

MAAS para descubrir...