Zoé y Elsa y Elmar, los hijos pródigos regresan a casa

En ‘Cámara Lenta’ de Zoé, la voz de Larregui dice en un punto te encontré suspirando en un bar de Bogotá. No es de gratis la mención a nuestra capital, pues para esta banda mexicana, Colombia es su segundo hogar desde hace buen rato. Hace poco estuvimos en el esperado regreso de Zoé a nuestras tierras. Una noche que se vistió de frío y lluvia, como es de costumbre, no solo para recibir a lo mexicanos, sino, también a la carismática Elsa y Elmar.

***

Fotografía por @estefaniatrivinoo

Eran apenas las siete de la noche y en el Movistar Arena ya se sentía un ambiente a celebración. Para muchos ese día sería el primer gran concierto luego de la pandemia. Las gotas no cesaban, pero ya se anticipaba un poco el espíritu de karmática resonancia que se nos avecinaba. Aprovechamos y le dimos una vuelta a la arena repleta de negocios de comida. Pero lo que más nos llamó la atención es que un Todo Rico no bajaba de los 10mil pesos. A pesar de eso, aprovechamos para comer y calentar con un par de polas charladas y con la típica pregunta de ¿qué canción no puede faltar hoy?

Fotografía por @estefaniatrivinoo

Dieron las 8:30pm, la hora señalada para la apertura de Elsa y Elmar. La artista colombiana, radicada en México, no visitaba su tierra desde 2018, mucho antes del lanzamiento de su aclamado ‘Eres Diamante’ (2019). Sin embargo, la antesala para Elsa se dio con dos fechas agotadas en Sánchez, que, según los rumores, estuvieron atravesadas por esa magia deslumbrante que la bumanguesa solo sabe explotar. Así, con un look diferente, donde el rosado brilló incandescente por casi una hora, resonaron los ecos de ‘Ojos Noche’ y ‘Planeando el Tiempo’.

Fotografía por @estefaniatrivinoo

Los clásicos no faltaron en medio del set de Elsa, pero tampoco lo podían hacer las nuevas canciones. La bachata y el trap florecieron en medio de temas como ‘atravesao’ o ‘último y primero’. Pronto descubrimos hasta dónde uno se enamora con Elsa, en especial gracias a ese mensaje de celebración que compartió en pro del aborto libre que fue despenalizado en Colombia hasta la semana 24 de gestación hace un par de días. Un reencuentro memorable, lleno de alegría, baile y muchas sorpresas.

Fotografía por @estefaniatrivinoo

Ahora la espera era para Zoé y con la arena casi llena, tomamos la decisión de no movernos de nuestro lugar. Antes de las 10pm empezaron a retumbar los sintetizadores que daban apertura a su show y que a la par, aumentaban la expectativa entre todo el público mientras salía toda la banda. Finalmente estaban aquí, los comandados por León Larregui arrancaron con ‘Velur’ una de las nuevas canciones de sus ‘Sonidos de Karmática Resonancia’ (2021). Casi como una cabalgata dirigida por los golpes de la batería, la efervescencia estalló entre saltos, visuales psicodélicas y la sobria voz de Larregui.

Fotografía por @estefaniatrivinoo

Los clásicos de los mexicanos no se hicieron esperar, pronto interpretaron ‘Últimos Dias’, ‘Nada’ y ’10AM’. Aquellos recuerdos al mítico unplugged de 2011 se hicieron sentir en la arena. Entre canción y canción se fueron hilando los arrullos de estrellas, llegamos al fin de semana antes de tiempo, sentimos el frío golpe del hielo, curamos los labios rotos y nos reencontramos con Paula y Poli. Un set que recorrió los 25 años de trayectoria de una de las bandas más emblemáticas que ha parido Latinoamérica.

Fotografía por @estefaniatrivinoo

Fueron cerca de dos horas de concierto que nos hicieron olvidar el precio del Todo Rico y el cansancio que ya se sentía en los pies. Pero Zoé no podía irse sin antes lanzar una despedida memorable al segundo público más grande que tienen, el de Colombia.

Así, nos encontramos a nosotros mismos fuera de la arena nuevamente. Un cigarrillo mientras pedíamos el Uber de vuelta y la fría y lluviosa madrugada de Bogotá de golpe. Toda un compañía de vuelta a casa, luego de un encuentro que nos llevo bajo la vía láctea.

***

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

MAAS para descubrir...