Rodando por Bogotá con El Kalvo y ‘Repetir Hasta Coronar’

El Kalvo es un rapero que nos ha mostrado una versión grotesca de nuestra ciudad. Motivo que no debería distanciarnos de sus letras, sino al contrario, llevarnos al fondo de una realidad violenta, desigual e indiferente que está pasando en este momento a nuestro lado. Su lengua es viperina y siempre busca incomodar para removernos de nuestra comodidad, como muestra un trabajo como ‘Galguerías’ (2020). Este EP se mete entre las calles de un pueblo golpeado y explora sus vidas, desde lo político hasta lo laboral tienen un espacio aquí, siempre con esas barras incisivas. Su más reciente sencillo lleva por nombre ‘Repetir Hasta Coronar’, junto a uno de sus inconfundibles beatmakers de confianza, Hi-Kymon. Un tema que extiende ese estilo proveniente de las calles.

¿Cuántos kilómetros en contra? Si conmigo en bici, ruedo por la city […] pits de empanada con muchísimo ají. Estas líneas nos muestran el espíritu de una canción que es un oda a los rollers de nuestra ciudad. Mientras se pasean las calles, sentimos el olor de la urbe y las desdichas de rodar por Bogotá. Acompañamos a El Kalvo desde que se pone su chaqueta y sale de su casa, para montarse en sus ruedas que solo se mueven bajo el ardor de sus piernas. Los carros, los skaters, los bikers se dibujan al compás de un beat hipnótico que complementa de gran manera las líneas de nuestro contador de historias. El caos se siente por todo lado, las baldosas sueltas y los carros que andan como culebras, para tratar con el trancón. Para así, dejarnos con una sentencia clara: Atravieso tres veces esta ciudad imposible.

(Te podría interesar nuestra reseña de Alcolirykoz – Aranjuez)

En ‘Respirar Hasta Coronar’ se crea toda una atmósfera bogotana. De principio a fin, la ciudad es el paisaje detrás de un tema que se desenreda al mismo ritmo del pedaleo. Una nueva muestra de por qué El Kalvo es más que un rapero y nos envuelve en su cotidianidad. Dando vida a una forma de ver de nuevo una Bogotá que andamos todos los días, pero con sus ojos, con su propia historia.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

MAAS para descubrir...